Marta Moro

Un blog sobre pintura

Jose Manuel Ballester 25 Noviembre 2008

Filed under: Otros pintores — Marta Moro @ 23:34

Ha reproducido algunos de los cuadros más conocidos del Museo del Prado, pero dejándolos limpios de personas y animales, fuera cualquier movimiento. Son paisajes deshabitados. La sensación de vacío es inmediata.

Podeis verlos en este blog.

.

JM Ballester Jardin Delicias

 

5 respuestas a “Jose Manuel Ballester”

  1. susi Dice:

    Pues sí que es curioso, sí, pero he de decir que, siendo este uno de mis cuadros preferidos, tal y como lo han dejado ahora no me dice nada. Lo siento, pero no me gusta…

  2. Marta Moro Dice:

    A mí tambien me gusta más el original. Pero no deja de tener cierto valor artístico el recurrir a imágenes muy conocidas para provocar, precisamente eso, la nada, el vacío…

  3. Ana María Carabias Torres Dice:

    A mí me parece un acto de genialidad excepcional y de una calidad artística elevada. Enhorabuena, José Manuel. Además de ser hombre de palabra equilibrada y justa, eres uno de los grandes artistas.

  4. Montse Dice:

    Acabo de conocer hoy a JM Ballester, por la entrevista que le han hecho en Radio 1, y me ha fascinado escucharle y ahora que la conozco, me fascina también su obra.

    La idea de los espacios al desnudo me ha parecido genial. Para mi el espacio, las formas, las dimensiones que la luz le atribuyen son aspectos en las que siempre me fijo, porque son como nuestro envoltorio, nuestro continente, aquello que llenamos de contenido… A veces hago ese ejercicio mental de vaciar espacios de “contenido” y la verdad es que el resultado es sorprendente. (Entiendo que os pueda parecer algo raro, mis amigos también lo piensan 😀
    , pero no estoy loca!)
    Creo que con el ejercicio de Ballester no se trata de si gusta o no gusta, o de establecer comparaciones absurdas con el original, sino de ver qué sensación nos provoca…

    Pensádlo al revés… Los personajes sin su entorno… Què seria más “raro”?

  5. Marta Moro Dice:

    Muchas gracias a Montse y a Ana por sus comentarios. Es curioso como tenemos aferrados en nuestra mente objetos y contexto. Cuando los separamos nos resulta muy chocante.

Comentarios...