Marta Moro

Un blog sobre pintura

Henri Fantin-Latour 31 Julio 2009

Filed under: Bodegones,Otros pintores — Marta Moro @ 18:41

Para la temporada oto√Īo invierno el Museo Thyssen nos tiene preparada una exposici√≥n que pretende recolocar en el lugar que se merece al pintor Henri Fantin-Latour.

A pesar de ser coetáneo de los impresionistas y de admirar a Manet e incluso de exponer en el Salón de los Rechazados, no estaba totalmente de acuerdo con sus teorías pictóricas, y mantuvo un estilo clásico no exento de innovaciones en cuanto a temas y técnicas.

Puede decirse que se trata de un estilo realista-rom√°ntico.

Sus bodegones y flores obtuvieron un rotundo √©xito en Gran Breta√Īa.

.

Rosas en un recipiente, Fantin-Latour.

Estas rosas parecen tintinear de delicadeza delante de ese oscuro fondo. Su rápida decrepitud las convierte en un símbolo de la mortalidad, algo tan presente en el romanticismo. Cada pétalo está formado por una gruesa pincelada de color sin mezclar en la paleta.

Recuerdo que cuando en clase de pintura nos ponían este tipo de modelos de flores, todos nos afanábamos en pintar pétalo a pétalo con todo el detallisimo que podíamos. Entonces venía la profesora y nos aniquilaba los precisos bordes con un gruesa pincelada de color puro. Nos poníamos rojos de rabia. El resultado era basto pero muy efectista, de repente las flores cobraban vida. Así aprendí a pintar flores. Pero me quedó la espinita de intentar hacerlas con más detalle.

 

Leopoldo Gonz√°lez Andrades 28 Julio 2009

Filed under: Otros pintores,Paisajes — Marta Moro @ 23:05

Artelista es un interesante lugar donde el arte se manifiestas en sus diversas facetas y profundidades. Se pueden encontrar desde autores altamente consagrados, hasta principiantes y aficionados, pasando por artistas de amplia trayectoria aunque no sean tan conocidos por el gran p√ļblico.

Es el caso de Leopoldo González Andrades, que con una paleta de fuerte colorido y un estilo muy definido, es capaz de enfrentarse con éxito a diversos estilos: realismo, simbolismo, pop-art, surrealismo y hasta cubismo.

A mi me gustan especialmente sus paisajes, donde los fuertes contrastes de color del Atl√°ntico Sur se hacen patentes en sus pinceladas. Y me ha parecido especialemte original esta obra titulada “Reflejos”.

.

Reflejos, Leopoldo Gonz√°lez Andrades

.

Como él mismo explica en su página de Artelista, es la representación de los reflejos de los edificios y de un puente en el agua; pero aislados como están del contexto al que se refiere, crea una obra casi abstracta muy atractiva.

 

Lawrence Alma Tadema 20 Julio 2009

Filed under: Otros pintores — Marta Moro @ 22:55

Fue un pintor holandés, que vivió en el Londres victoriano, y que tuvo un gran éxito en vida, siendo colmado de honores y lauredo con medallas de las bellas artes y membresías de honor de las principales reales academias europeas.

Su estilo neocl√°sico, no exento de un gran romanticismo por los temas que elige, logra acercar a los personajes y hechos hist√≥ricos¬† a la realidad del momento en el que viv√≠a, a un p√ļblico culto y refinado, la emergente burgues√≠a del s. XIX. Sobre todo son escenas de la Antig√ľedad Griega, Romana y Egipcia. Pero supongo que tambi√©n a otro p√ļblico menos formado por la gran escenificaci√≥n que poseen sus obras, son casi como escenas de teatro o cine. Cuando vi sus pinturas por primera vez me pareci√≥ estar ante alguna escena de rodaje de pel√≠culas cl√°sicas como Cleopatra o Ben Hur. Y resulta, que su obra y la investigaci√≥n sobre arqueolog√≠a e historia social que llev√≥ a cabo para documentarlas, sirvieron de fuente de inspiraci√≥n para directores como DW Griffith (“Intolerancia”) y Cecil B de Mile (“Los Diez Mandamientos”).

Supongo que también infliuyó en su éxito el hecho de elegir no precisamente temas épicos de batallas o coronaciones, sino escenas mundanas no exentas a veces de cierto tono picante.

Le llamaban “el pintor marmolilloso” por su maestr√≠a para pintar el m√°rmol, material del que estaba hecho su propio estudio de pintor. Tambi√©n pintaba con gran habilidad otras superficies reflectantes, las transparencias del agua y los ropajes, las flores y frutos. Adem√°s tuvo que ser un gran dibujante para poder ordenar tan armoniosamente las figuras en los escenarios de sus cuadros.

Tiene otras obras m√°s escenogr√°ficas, pero a mi me gusta especialmete esta titulada “En un lugar de privilegio”, quiz√°s por el paise marino abierto y por la dificil√≠sima perpectiva en picado que ofrece.

.

Un lugar de privilegio, Alma Tadema.

Son tres mujeres romanas que observan desde un sitio alto privilegiado la llegada de las galeras.

La textura del m√°rmol, las telas de los ropajes de las mujeres, las flores y la c√°lida luz mediterr√°nea reflejada en su delicada piel est√°n magistralmente conseguidos, y contrastan con el color y robustez del animal de bronce de la escultura que domina la esquina del edificio. Sin olvidarse de la rom√°ntica expresi√≥n de espera ansiosa de las f√©minas ante la inminente llegada de los valientes hombres que trae el barco. La posici√≥n de este objeto en el cuadro, reducid√≠simo en tama√Īo y levemente pintado, culmina la sensaci√≥n de perspectiva. Y las miradas de dos de las mujeres hacia √©l centran la atenci√≥n de la escena de una manera casi cinematogr√°fica.

 

Ingres 16 Julio 2009

Filed under: Otros pintores — Marta Moro @ 2:02

Algunos cuadros de desnudos femeninos de Omar Ortiz me han hecho acordarme de Ingres.

Neocl√°sico o Rom√°ntico o ambas cosas a la vez, Dominique Ingres fue un pintor imprescindible para la Historia de la Pintura.

Bebió de la fuentes clásicas, sobre todo cuando vivió en Italia. Admiraba fervientemente a Rafael. Pero aportó su peculiar mirada a las normas clásicas adoptando un criterio propio de elegancia, refinamento y exotismo con el que supo ganarse a los poderosos de su época, tiempos convulsos con la llegada de Napoleón al poder en Francia y los períodos siguientes.

Nunca cruzó el Mediterráneo y sin embargo envolvía sus obras, sobre todo los desnudos femeninos, del exotismo del Oriente, con los colores cálidos y nebulosos de sus ambientes, los ropajes y estampados de las telas, las poses curvilíneas de las modelos.

As√≠ se puede apreciar en esta obra suya titulada “La Gran Ba√Īista” o “La Ba√Īista de Valpin√ßon”, debido al nombre del comprador del cuadro en su √©poca al pintor.

Ingres, La Ba√Īista de Valpin√ßon

.

Est√° de espaldas mostrando un total distanciamento con el espectador, no muestra el rostro. Est√° ensimismada en su relax despu√©s de un ba√Īo, en una estancia c√°lida con gruesos ropajes y una luz muy t√©nue que s√≥lo se refleja con m√°s fuerza en su espalda. El silencio parece absoluto, s√≥lo roto por el murmullo del agua del peque√Īo surtidor de abajo a la izquierada.

La gran monumentalidad del cuerpo humano es lo novedoso en esta obra. Las ba√Īistas de otras √©pocas cl√°sicas anteriores estaban integradas en una gran estancia o en un amplio paisaje. Y eso que hasta se le pueden achacar ciertos errores anat√≥micos como la excesiva longitud de la columna (algunos cr√≠ticos dicen que la modelo deber√≠a tener 3 √≥ 4 v√©rtebras m√°s para tener esa longitud de espalda), la estrechez de caderas o la hinchaz√≥n de la planta del pi√©. Otros cr√≠ticos dicen que Ingres era muy consciente de esos errores y que lo hac√≠a aposta para dar esbeltez a sus desnudos.

Sea como fuere, el cuadro es maravilloso.

 

El blog de Omar Ortiz 12 Julio 2009

Filed under: Omar Ortiz,Otros,Otros pintores,Retratos — Marta Moro @ 18:42

Os presento el fant√°stico blog de Omar Ortiz: omarortiz.wordpress.com

Tiene una est√©tica minimalista, con el fondo en negro para resaltar a√ļn m√°s si cabe sus obras.

La ausencia de texto nos ayuda a centrarnos de lleno en sus pinturas.

.

Omar Ortiz pintando

 

Henri Matisse 9 Julio 2009

Filed under: Otros pintores — Marta Moro @ 17:51

Se est√° realizando una exposici√≥n sobre este gran pintor en el Museo Thyssen, hasta el 20 de septiembre de este a√Īo.

Recoge su segunda etapa pictórica, que explican muy bien en esta página del museo.

Se le considera el padre del Fauvismo, estilo que se caracteriza por la expresión a través del color, a veces irreal.

La pintura de Matisse es una explosión de color, algo muy rompedor en su época. Ya lo había hecho Gauguin, pintor que estudió a fondo.

Acudió a la escuela de Gustave Moreau, pintor que promovía entre su alumnado la libre expresión de cada cual adaptada a su estilo personal de ver y comprender la realidad y la vida. A este pintor se le considera también el antecesor del Simbolismo.

Toda su pintura es muy luminosa y optimista por el colorido y los temas elegidos; estática, transmitiendo calma y paz, a pesar de los terribles acontecimientos históricos que se sucedían en su época y de sus propios estados emocionales que nunca reflejó. Matisse pretendía que el arte fuera el lugar de descanso del espíritu, no que condujera a la elaboración intelectual sobre problemáticas personales o sociales. Y lo consiguió a base de mucho esfuerzo artístico, pobrando muchas soluciones para sus temas, doblegando las manchas de color a lo que él quería expresar, sin sombreado. Cuando utilizaba la profundidad era a base de forma y color.

Como en este cuadro, “La M√ļsica”, en el que la simplificaci√≥n de las formas corporales de las mujeres, contorneadas en negro por un sencillo dibujo, est√°n rellenas de colores puros muy contrastados (amarillo, rojo, azul). S√≥lo las manos y pies est√°n un poco m√°s concretados para expresar la postura o el movimiento de tocar la guitarra. La posici√≥n de la partitura y la mesa, las piernas cruzadas y el pie es lo que dan sensaci√≥n de profundidad por su forma y tama√Īo.

.

Matisse Musique.

Cada vez fue simplificando m√°s su arte.

Desnudo Azul II, Henri Matisse

Recuerdo haber leído que, enfermo al final de su vida, cuando ya no podía pintar, prostrado en la cama recortaba papeles de colores para hacer creaciones con formas aparentemente simples.

Rompió muchos esquemas y reglas artísticas. Fue un precursor de las vanguardias posteriores y del arte del Siglo XX.

 

Paul Cézanne 3 Julio 2009

Filed under: Otros pintores,Paisajes — Marta Moro @ 20:03

Para hablar de precursores del cubismo y otras vanguardias, hay que referirse a Cézanne.

Aunque conoci√≥ a los impresionistas y particip√≥ de su estilo y de alguna exposici√≥n conjunta en el Sal√≥n de los Rechazados, utiliz√≥ un peculiar estilo propio que le diferenciaba y le aislaba a√ļn m√°s de p√ļblico y cr√≠tica. Pudo resistir econ√≥micamente gracias a la herencia familiar, viviendo y pintando en Par√≠s y en la Provenza.

Mantenía que la reproducción pictórica puede basarse en tres formas geométricas simples, el cilindro el cono y la esfera, y trataba de reproducir la visión binocular de los objetos, resultado de mirarlos primero con un ojo y luego con el otro. Este fue el punto de partida del cubismo, que reelaboraron más tarde pintores como Picasso, Braque o Gris, llegando a la destrucción de la forma.

Se considera que la obra exponente de este estilo previo al cubismo es “Las grandes ba√Īistas” de 1906. Hizo varias versiones del tema de las ba√Īistas, y esta es la √ļltima. Las figuras est√°n dispuestas formando un tri√°ngulo que enmarcan los troncos de los √°rboles. Esa disposici√≥n crea un gran efecto de profundidad, ayudado por el espacio vac√≠o en el centro entre las mujeres del primer plano, que nos lleva la mirada hacia las figura de la otra orilla del r√≠o y el paisaje del fondo. Predominan los colores ocre, verde y azul, y las figuras humanas est√°n realzadas por un grueso borde negro. El cuadro transmite el distanciamento del artista, sin emociones, hacia una visi√≥n de una escena mundana con ciertos matices mitol√≥gicos, las ninfas del r√≠o disfrutan de su ba√Īo. Los rostros de las ba√Īistas est√°n difuminados, no se las retrata, lo que da un tono m√°s irreal a la obra.

.

La grandes ba√Īistas, C√©zanne

.

Reconozco que me siento especialmete atra√≠da por este paisaje de “La Monta√Īa Sainte-Victoire vista desde Bellevue”. Los colores tran fuertes de un atardecer pero equilibrados y esas pinceladas casi cuadradas, formando un todo armonioso a base de formas casi geom√©tricas, es un logro pict√≥rico apabullante.

.

Paul C√©zanne, La monta√Īa Santa Victoria desde Bellevue